El sacrificio de un ciervo sagrado

Yorgos Lanthimos

Miércoles 30 de mayo 18.30 y 22.00 horas

sinopsis

El director griego Yorgos Lanthimos, que ya sorprendió con ‘La langosta’, dirige este proyecto, que ha sido calificado como un thriller psicológico con toques sobrenaturales. El Dr. Steven Murphy (interpretado por Colin Farrell) es un cirujano cardiovascular muy destacado, que disfruta de una casa impecable con su esposa Anna (Nicole Kidman) y sus dos hijos ejemplares y protocolarios, Bob (Sunny Suljian), de 12 años, y Kim, de 14 (Raffey Cassidy). Aunque su vida parezca de lo más idílica, guarda un secreto. Ha acogido a Martin (Barry Keoghan), un adolescente sin padre.

ficha técnica

Dirección
Yorgos Lanthimos

Guión
Yorgos Lanthimos

Montaje
Thimios Bakatakis

Fotografía
Yorgos Mavropsaridis

ficha artística

Colin Farrell     …     Steven Murphy
Barry Keoghan     …     Martin
Nicole Kidman     …     Anna Murphy
Barry G. Bernson     …     Dr. Larry Banks
Herb Caillouet     …     Ed Thompson
Bill Camp     …     Matthew Williams
Raffey Cassidy     …     Kim Murphy
Denise Dal Vera     …     Mary Williams

The Killing of a Sacred Deer (2017) | Color | 121 min. | +16

diamondfilms.es

Premios Cannes 2017

Mejor Guión
Yorgos Lanthimos

Filmografía Yorgos Lanthimos

El sacrificio de un ciervo sagrado
Langosta
Alps
Canino
Kinetta

Una mirada de nuestro Cineclub

Steven es un eminente cirujano casado con Anna, una respetada oftalmóloga. Viven felices junto a sus dos hijos, Kim y Bob. Cuando Steven entabla amistad con Martin, un chico de dieciséis años huérfano de padre, a quien decide proteger, los acontecimientos dan un giro siniestro. Hay películas que en realidad son otra cosa. Y ésas, acostumbran a ser las imprescindibles. The killing of a sacred deer (El asesinato de un ciervo sagrado), de Yorgos Lanthimos, por ejemplo, se parece bastante a las producciones anteriores del director de Canino, Alpes o Langosta. Y sin embargo, es diferente. Mucho más precisa y menos pendiente de la ocurrencia, del relámpago del genio, se ofrece al espectador como una auténtica exhalación. Brutal e inmisericorde.