La cordillera

Santiago Mitre

Miércoles 31 de enero a las 18.30 y 22.00 horas

sinopsis

‘La cordillera’ es una cinta de intriga política que trata sobre un hombre cercado por sus demonios familiares. Hernán Blanco (Ricardo Darín), el presidente argentino, vive un drama político y familiar que le hará enfrentarse a sus propios demonios. Todo esto mientras se celebra una cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile, donde se definen las estrategias y alianzas geopolíticas de la región. Allí, Hernán tendrá que tomar dos decisiones que podrán cambiar el curso de su vida tanto en el orden público como en el privado. Por una parte, necesita ocultar un escándalo familiar que podría destruir por completo su imagen política, y por otro, está a punto de tomar la decisión política más importante de toda su carrera profesional.

ficha técnica

Dirección
Santiago Mitre

Guión
Mariano Llinás
Santiago Mitre

Música Original
Alberto Iglesias

Fotografía
Javier Julia

ficha artística

Walter Andrade     …     Oficial garita
Ricardo Darín     …     Hernán Blanco
Dolores Fonzi     …     Marina Blanco
José María Marcos     …     Técnico
Fernando Contigiani García     …     Oficial
Erica Rivas     …     Luisa Cordero
Ariel Chavarría     …     Encargado
Christian Slater     …     Dereck McKinley

La cordillera (2017) | Color | 114 min. | +12

www.facebook.com

pelicula-1

Filmografía Santiago Mitre

La Cordillera
Paulina
Los posibles
El estudiante
El amor

Una mirada de nuestro Cineclub

“El Mal existe y no se llega a presidente si uno no lo ha visto, al menos, un par de veces”. La confesión del protagonista a una periodista (Elena Anaya) podría resumir a la perfección el cinismo  que planea en los pasillos de la cumbre de presidentes iberoamericanos citados en ‘La Cordillera’. Pactos y propuestas imposibles de rechazar dibujan la única mirada decente que puede realizarse de un agitado mundo, el de la política, marcado por la corrupción y la manipulación.

El director Santiago Mitre en su tercer largometraje apuesta por las sombras del juego polanskiano, por la paranoia de su tono, por la atmósfera desasosegante. Y ahí interpreta un rol crucial la calculada ambigu¨edad de un Ricardo Dari´n que domina cualquier registro sin esfuerzo. Su carisma presidencial inunda la película, bien apoyado por unos soberbios E´rica Rivas, Dolores Fonzi o Gerardo Romano.